Motos de primera gama

Ignacio Sáenz Valiente y el renovado escenario de Harley Davidson


Las novedades en el escenario post pandemia de la tradicional marca de motos de primera gama, dejará a todos los fanáticos de HD con ganas de renovarse. Aquí, el detalle de las esperadas novedades.

Aires de cambio trajo la pandemia para el gigante de las motos de lujo. Harley Davidson renovó su pasión por reinventarse y renovar sus modelos de motocicletas de acuerdo a las nuevas tendencias y generaciones de clientes; como también de continuar su contrato de fabricación de motos electrónicas en China y ampliar su negocio de bicicletas eléctricas hacia todo el mundo, en pos de proponer cambios contundentes en la circulación urbana que favorezcan al medio ambiente.

En el campo de las motos, la noticia más importante es que por primera vez en la historia, una Harley-Davidson tendrá un amortiguador monoshock. El modelo elegido para irrumpir en el mercado con este nuevo componente, es una motocicleta de diseño innovador que fusiona en uno, a las versiones Softail y Dyna. Esta combinación que reedita ambos modelos en una nueva plataforma, saldrá al mercado con ocho nuevos modelos que lucen mejorados en todos sus aspectos. El nombre del nuevo diseño sigue siendo ’Softail’, para continuar siendo fiel a los clientes que aman esta gama y que ansiaban a la vez, verla renovada.

La nueva línea Softail representa el mayor cambio en los 115 años de historia de Harley-Davidson. El nuevo Line-Up mantiene los nombres que ya todos conocemos: Fat Boy, Heritage Classic, Low Rider, Deluxe, Breakout, Softail Slim, Fat Bob y Street Bob. Mientras que los nombres se mantienen prácticamente iguales, se cambió el diseño por completo, arrancando con un nuevo cuadro y un brazo oscilante completamente nuevos; también un nuevo motor denominado Milwaukee-Eight V-twin, de suspensión delantera nueva y componentes más ligeros- detalló el experto en motos, Ignacio Sáenz Valiente, respecto de los cambios que trae el modelo.

Harley–Davidson, con la reedición de la gama Softail, eligió un camino de renovación arriesgado. Valorando sus tradiciones y la alta fidelidad de los clientes con cada línea de sus productos, en esta ocasión, Harley optó por lanzarse al futuro liberando de peso concreto a la nueva moto pero, continuando muy fiel a sí misma en las líneas generales del diseño exterior, excepto, en los 2 modelos ‘Fat’.

El motor Milwaukee-Eight, de menor peso, es el que equipa las nuevas Softail y ya fue utilizado en los modelos Road King y Street Glide. Las ventajas que ofrece este motor, además de que es menos pesado, es que tiene un 75% menos de vibración que el viejo Twin Cam que equipaba las antiguas Softail y Dyna. En estos modelos la vibración seguía siendo demasiado intensa para el montaje rígido previsto para el nuevo chasis. Por lo tanto, mientras que el motor es en gran parte el mismo, teniendo el mismo conjunto de cigüeñal, pistones, cabezales, etc, se incorporó un segundo balanceador. Ahora, los contrabalanceadores montados en cada lado del cigüeñal giran en la dirección opuesta a este, mitigando las vibraciones.

 El segundo cambio de importancia que trae la nueva Softail, es el que potencia y renueva totalmente la gama:el nuevo componente monoshock. Esta incorporación deja de lado el sistema de doble amortiguadores extensibles que llevó el modelo durante los últimos ¡34 años!

Este, ahora antiguo modelo, hacía virtualmente imposible cualquier cambio a la precarga, algo que resultaba molesto si se viajaba con un pasajero o con equipaje. La nueva ubicación del amortiguador marca Showa de 43mm de recorrido permite ajustar fácilmente la precarga según sea necesario.

Respecto de los cambios estéticos se pueden ver importantes mejoras en el tablero de comandos. Se incorporaron luces de LED, más funciones digitales y cambios de diseño de estilo minimalistas, modernos y glam. La Softatail Slim, la Deluxe y la Heritage Classic cuando son vistas de lejos, sus líneas son casi idénticas a las del modelo anterior. Sin embargo, los detalles comienzan a emerger cuando se las mira más de cerca. El motor está más firmemente enmarcado dentro del chasis, los cables están mejor escondidos. El depósito de aceite fue reemplazado por cubiertas que esconden la batería y la electrónica y la lista sigue. La Deluxe se convierte en un modelo con un solo asiento y recibe iluminación LED con una barra de luces con los giros incorporados, un detalle sumamente bien logrado. La Heritage Classic, adquiere un estilo más moderno, quizás demasiado moderno.

 Los modelos Fat Boy y Fat Bob son los que presentan más innovaciones en lo referente al diseño. Pareciera ser que en estos modelos, los diseñadores dieron rienda suelta al riesgo creativo, apostando a la buena recepción de los cambios por parte de sus clientes- fans de la gama.A estas unidades hay que contemplarlas en detalle, y uno no podrá salir del asombro por largo rato ya que parecen salidas de una película de ciencia ficción. Presentan un diseño netamente futurista y de ruptura total con la tradición estética vintage de HD. Una clara apuesta por las nuevas generaciones de clientes. Sin dudas, una jugada arriesgada por parte de H-D, una compañía que se sabe reinventar cuando es necesario, y lo evidencia en este paso , de cara a la conquista de los mercados del siglo XXI.

La otra novedad en el área comercial de la compañía, es que los negocios en el continente asiático van muy bien. Tiempo atrás Harley Davidson nos enseñaba con su ejemplo que la adaptación es necesaria para la supervivencia. Así fue que, la alianza estratégica con la firma china Qianjiang Motorcycle para lanzar una nueva familia de motos de bajo cilindraje, le permitió ser más competitiva y conquistar más y nuevos mercados. De tal modo, Harley demostraba que para la conquista de nuevos clientes había que dar pasos arriesgados en el mundo de los negocios, aun cuando esto equivaliera a establecerse en otro continente, como el asiático.

La novedad en este campo es que la compañía ratificó por 10 años más esta alianza estratégica que le permitirá posicionar mejor sus motosny ganar mercados en todo el vasto continente.

La motocicleta que se fabrica en China, es uno de los modelos más pequeños que Harley-Davidson haya fabricado en su historia. Se estima que este modelo que alcanzó favorablemente la aceptación en el mercado chino, se continúe produciendo para lograr alcanzar nuevos mercados y lograr una mayor expansión a menor costo operativo. Así cierra Harley su panorama de novedades, mostrando una vez más que no le teme a los desafíos y a las decisiones arriesgadas en pos de mejorar las ventas y crecer en todas las dimensiones.

Related Posts

El cambio de Vespa

Aprovechando el estreno de la película de dibujos animados “Luca”,…