De motos, tertulias literarias y glamour : una moto en la casa de Victoria Ocampo


 

Marcelo Hidalgo Sola nos invita a conocer un edificio pionero de la arquitectura moderna en Buenos Aires, la casa de la escritora y filántropa, Victoria Ocampo.  Obra del célebre Alejandro Bustillo es, desde la década del 70’ , la sede del Fondo Nacional de las Artes.

Ubicada en una de las áreas más exclusivas de la ciudad, la casa de la escritora Victoria Ocampo, tal como su dueña, se situó a la vanguardia del estilo arquitectónico de su tiempo.  Sobre la calle Rufino de Elizalde 2831 y  a espaldas a la Plaza República de Chile en el barrio de Palermo Chico, se alza esta construcción que rompió con el modelo en boga en la Buenos Aires del los años 20  y 30 :  la elegancia Parisina, la sofistición y el árt noveau. 

 La ejecución de la obra estuvo a cargo del arquitecto Alejandro Bustillo, quien tomó inspiración en los diseños de la vanguardia europea que había irrumpido con fuerza en el viejo continente. La casa de esta escritora, mecenas y editora,  una de las figuras más relevantes de la cultura argentina del siglo XX , se abrió paso, bajo su edificación de corte modernista, como un faro de renovación dentro de la arquitectura porteña.

Desde su inauguración en 1928, fue testigo privilegiada  de innumerables tertulias y eventos culturales de los que participaron las más importantes personalidades de la escena literaria argentina de los últimos 100 años: Jorge Luis Borges, Oliverio Girondo, Eduardo Mallea , Silvina Ocampo, Adolfo Bioy Casares y  Ramón Gómez de la Serna , entre otros.

Tras la muerte de  Ocampo, acontecida en 1979, la casa ha continuado y contribuido a perpetuar la marcha cultural de la Argentina. Desde entonces, el que fuera su hogar ,y usina de las ideas y proyectos literarios y culturales-explica el experto y guía Marcelo Hidalgo Sola-  más importantes de su tiempo,  se convirtió en la sede del Fondo Nacional de las Artes , institución clave para la preservación del patrimonio cultural del país , creado en 1958. 

Cada pared y cada rincón hoy, son historia pura, y nos recuerdan los sueños creativos de toda una generación a la que Victoria Ocampo supo dar riendas, alentar y sostener en vuelo creativo con su mecenazgo. 

En esta línea , su pasión y entrega por la literatura la llevaron a fundar ‘Sur’, una revista que dirigió a lo largo de cuarenta años. Entre sus artículos y ensayos  que llevan la firma de las más distinguidas plumas, se pueden ver reflejadas también, sus historias personales sobre los encuentros con figuras relevantes de la literatura nacional e internacional,sus viajes y experiencias y los testimonios que la hicieron crecer  y madurar como una visionaria de su tiempo.

La primera feminista de Argentina

Victoria Ocampo fue una pionera como defensora del feminismo en Argentina. Su vida,  en este sentido, reflejó de modo cabal su pensamiento : se separó de su marido al poco tiempo de estar casada debido a  una “seria incompatibilidad de caracteres ” y se encolumnó en favor de las libertades de la mujer en una época en la que el divorcio aún no existía en el país.  En 1936 fundó la  Unión Argentina de Mujeres, cuyo fin era impedir que se redujeran o limitaran los derechos de las mujeres argentinas de su tiempo, siendo una gran  activista y luchadora en esta área.

En el ámbito de las letras fue una de las primeras mujeres argentinas en publicar sus escritos y ensayos; en las costumbres, primera  en conducir automóviles y  en la moda, en vestir pantalones .  Sin embargo tampoco era común que una mujer presidiera actos, eventos y tertulias junto a intelectuales y artistas muchos de los cuales eran polémicos y escandalizaban la sociedad de su tiempo. 

Su casa , su impronta  personal  y su legado

Los visitantes que lleguen hasta la casa podrán recorrer las habitaciones que alguna vez cobijaron afiebradas conversaciones literarias y donde tuvieron lugar eventos que dejaron una huella indeleble en la identidad cultural argentina, como fue el lanzamiento de la odisea literaria de  Sur en 1931.

La casa  cuenta con  tres amplias plantas principales y dos terrazas que, debido a su diseño ,  producen la sensación de continuidad con el espacio exterior formando una unidad compacta y sin quiebres visuales . Debido a sus aberturas, unos ventanales que van de pared a pared, en el espacio  interior se produce un efecto de luminosidad único en  donde la percepción de la arboleda de la calle se integra  al campo visual del interior de forma armónica. Todos los ambientes, así como sus aberturas y chimeneas se encuentran distribuidos respetando  los ejes de simetría y los órdenes compositivos del estilo arquitectónico clásico . La fachada es sobria, compacta, de líneas puras, y sin ningún  ornamento decorativo. 

En septiembre de 2022, por pedido de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos y con base en el  decreto 380, la casa fue declarada Monumento Histórico Nacional. El FNA continúa con el legado y mecenazgo de Victoria Ocampo en vida,  al ofrecer becas, subsidios y préstamos a artistas ya consolidados y emergentes. Además, organiza una variedad de exposiciones,  eventos culturales, y talleres que enriquecen la escena artística  local y nacional.

 

Related Posts